¿Cómo la igualdad de género puede potenciar los agronegocios?

1941

Paola BazánEscrito por:

El impacto de la participación femenina en la industria de los agronegocios es uno de los más grandes en la economía. Las mujeres producen entre el 60% y 80% de los alimentos en los países en vías de desarrollo, y en el mundo hay cerca de 1,6 billones de mujeres campesinas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

La igualdad de género en este sector es clave, ya que el rendimiento de los campos agrícolas de tipo familiar podría aumentar hasta en un 30% si las mujeres tuviesen el mismo acceso que los hombres a tierras e insumos. Asimismo, en términos de retención y calidad de empleo, la representación femenina es importante, por eso hay compañías de agronegocios trabajando para brindar las mismas oportunidades a hombres y mujeres. Una de ellas es DanPer, compañía de agronegocios en Perú, que emplea a más de 6.500 personas y tiene cerca de 7.000 hectáreas cultivadas en todo el país.

Las mujeres producen entre el 60% y 80% de los alimentos en los países en vías de desarrolloClick To Tweet

DanPer trabaja en la igualdad de género desde sus inicios y, motivados por sus ganas de mejorar en este ámbito, recientemente completaron el proceso de certificación EDGE. Esta certificación mide estándares de igualdad y además apoya a las empresas a desarrollar un plan de trabajo para poder establecer mejoras a futuro. Hoy, son la primera empresa de agronegocios de Perú que cuenta con esta certificación. Intrigada por los efectos de la igualdad de género en los agronegocios, le pregunté a Roger Carruitero, Gerente Central de Administración y Gestión de Capital Humano de DanPer, sobre esta experiencia:

¿Qué cambios ha visto en el tratamiento de mujeres colaboradoras de la empresa, durante los últimos años, gracias a la implementación de prácticas de igualdad de género?

Para DanPer la sostenibilidad es uno los pilares principales para el desarrollo de las personas, y queremos asegurar que brindamos las mismas oportunidades a mujeres y hombres. Por eso, cuando vimos la posibilidad de medir nuestra equidad y conocer otras experiencias, la tomamos inmediatamente. Así aplicamos al certificado EDGE, con ayuda del Grupo BID.

 

La implementación de EDGE nos ha permitido afianzar la gestión de personas, con un enfoque inclusivo. Mediante la elaboración de planes de trabajo y cronogramas con acciones específicas aseguramos la adopción de la igualdad de género como una práctica habitual en nuestra organización. Así hoy hacemos uso del lenguaje inclusivo y adoptamos políticas de comunicación. Además, este componente está presente en nuestros procesos de selección, capacitación, contratación y promoción de personal. Finalmente, incentivamos la participación de mujeres y hombres en conversatorios de equidad de género para monitorear y medir nuestras mejoras.

¿Cómo las mejoras implementadas en igualdad de género han ayudado al negocio?

La certificación EDGE nos ha permitido afianzar la diversidad de la compañía y alcanzar un mercado profesional más competitivo, logrando atraer talento humano de calidad. Prácticas como la ampliación de los servicios gratuitos ofrecidos por nuestro servicio de salud en plantas de procesamiento y fundos agrícolas nos permite alcanzar un mayor bienestar para nuestras trabajadoras. Hoy, este centro incluye servicios exclusivos para mujeres como chequeos ginecológicos (incluyendo exámenes preventivos de cáncer), obstetricia y control de embarazo que nos ayudan a disminuir los niveles de ausentismo, deserción y rotación de personal. Así alcanzamos un mayor bienestar en nuestras trabajadoras, que en muchos casos tendrían que acudir a hospitales en los que podrían tardar más tiempo en ser tratadas.

 

El mayor retorno de personal, menor ausentismo y disminución en la rotación de los puestos de trabajo nos permite ser más productivos, pues contamos con personal con mayor experiencia y destreza en sus labores, lo que hace posible que nuestras colaboradoras tengan mayores ingresos, que son invertidos principalmente en una mejor educación para sus hijos, muchos de los cuales logran concluir estudios técnicos y universitarios. Esta mayor productividad a su vez nos genera ahorros en reclutamiento, selección, transporte e indumentaria que solventan una parte importante del presupuesto operativo del área de salud.

¿Que más te gustaría ver para aumentar las oportunidades de igualdad de género en DanPer?

Hoy, nuestro reto es lograr que cada día más mujeres accedan a posiciones de mando medio y alto. Para esto debemos emprender varias acciones, entre ellas lograr que las entidades de educación superior brinden a la agroindustria una mayor oferta de egresadas en carreras cuyo enfoque está erróneamente dirigido hacia los varones. Esto nos permitirá contar con más mujeres postulando a puestos de mando medio y alto en las áreas de producción agrícola. De la misma forma esperamos aplicarlo a posiciones que requieren formación técnica, como mecánicos, montacarguistas y ojalá que hasta tractoristas.

 

De igual forma debemos continuar con las capacitaciones y programas de sensibilización en equidad de género y no discriminación en todas nuestras sedes. ¡Hay mucho por hacer y estamos en el camino correcto!

En DanPer, los beneficios de la igualdad de género saltan a la vista. Hoy, como líderes en la materia, participan en eventos a lo largo de Perú y en el extranjero, donde comparten su modelo de sostenibilidad y buscan concientizar sobre la importancia de ser sistemáticos en la adopción de medidas que reduzcan y eliminen las brechas de género.

“La igualdad para la mujer es progreso para todos”, como decía Ban Ki-moon, especialmente en una industria donde la igualdad podría reducir el hambre del mundo hasta en 150 millones.

¡Suscríbete para recibir más contenido así!

Last modified: Octubre 13, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *