Por qué los ganaderos deberían plantar árboles

3706

Katalin SolymosiEscrito por:

En la agricultura no es frecuente encontrar maneras relativamente sencillas de  aumentar la productividad hasta un 20%. Una fórmula que funciona para los ganaderos es la introducción de árboles en sus tierras de pastoreo. A las vacas les gusta la sombra y crecen mucho más rápido cuando tienen árboles alrededor. Hay estudios que demuestran que, al combinar la ganadería con la silvicultura, se puede obtener un aumento del 8 al 20% en la producción de carne y lácteos en el Cono Sur.

Es tan solo una de las ventajas de lo que los expertos denominan sistemas silvopastoriles – la cría de ganado en áreas forestales. Aparte de una serie de beneficios para el medioambiente, el silvopastoreo presenta importantes incentivos empresariales para los agricultores. Aquí hay cinco de ellos:

Ganar más

Al combinar la ganadería con la silvicultura los agricultores generan más ingresos que centrándose en una sola actividad. Las vacas que crecen en estas condiciones favorables producen más carne y leche que, además, son de mayor calidad.

La producción de carne de vacuno en un país como Paraguay puede parecer rentable a corto plazo. Sin embargo, las proyecciones a largo plazo muestran que no es sostenible desde un punto de vista financiero. La rentabilidad del rubro aumenta en la medida que los agricultores plantan árboles para uso productivo en sus tierras de pastoreo. Es una estrategia que puede resultar en una tasa interna de retorno (TIR) del 18,6%, según cálculos del Grupo BID.

Mapa suelos Paraguay

Las áreas azules y verdes al este de Paraguay se consideran altamente propicias para la producción silvopastoril.

Combatir el cambio climático

Los árboles plantados en áreas degradadas por pastoreo captan altos volúmenes de dióxido de carbono. Un proyecto silvopastoril de Colombia aumentó su captura de carbono en alrededor de ocho toneladas de CO2 por cada hectárea de tierra.

Los sistemas silvopastoriles también tienen beneficios para las cuencas y la biodiversidad. En Paraguay, donde la biomasa representa un alto porcentaje de la matriz energética, los árboles trazables que provienen de pastos ayudan a poner fin a la tala ilegal.

Acceder a financiamiento

Para las compañías del rubro maderero es difícil conseguir préstamos por su perfil de flujo de caja. Como los árboles sólo se cosechan una vez que llegan a la madurez, las plantaciones pasan un mínimo de siete años – el período de maduración – sin ingresos directos. Eso supone un riesgo que muchos bancos prefieren no asumir. Al integrar la ganadería en el negocio, se generan ingresos anualmente. Con ese flujo de caja los ganaderos pueden acceder a financiamiento y repagar su deuda mientras esperan a que maduren los árboles.

Hacer más con menos

Al integrar la silvicultura en sus operaciones, los ganaderos maximizan el rendimiento de su tierra, en vez de ampliarlas para poder aumentar sus ingresos. Es un beneficio clave puesto que la deforestación y la degradación de los bosques siguen creciendo de una manera que casi se ve en tiempo real.

Sistema silvopastoral en Paraguay

El silvopastoreo tiene muchos beneficios para la agricultura. A las vacas les gusta la sombra y crecen más rápido con árboles alrededor.

Adaptarse a las condiciones locales

Los sistemas silvopastoriles pueden ajustarse a las necesidades de los agricultores al dar más énfasis a la producción maderera o en la ganadería. Algunas empresas paraguayas se enfocan en la producción de madera y plantan bosques más densos. Los productores lecheros de Brasil, por otro lado, pretenden optimizar su producción de leche. Dejan más espacio entre los árboles, con lo cual sus pastos reciben más luz, pero manteniendo buenos niveles de sombra para el ganado.

Las investigaciones del Grupo BID revelan que gran parte del territorio de Paraguay se presta a una producción silvopastoril.

Un grupo de expertos del Grupo BID presentará un nuevo estudio sobre la viabilidad económica de los sistemas silvopastoriles con ejemplos reales en un evento programado para el día 13 de mayo de 2016 en sus oficinas de Asunción (Paraguay). Empresarios interesados en saber más sobre el silvopastoreo y las oportunidades de negocio que representa, pueden contactar a Sandra Benítez Pereira (sandrabe@iadb.org) para más detalles.

 

Fotos: Unique Forestry and Land Use // flickr/ciat

Este blog ha sido previamente publicado en Capital Natural

Last modified: Febrero 27, 2017

8 Responses to " Por qué los ganaderos deberían plantar árboles "

  1. Irene Montes dice:

    Si bien es cierto que los diversos beneficios económicos y ambientales de los sistemas silvopastoriles con árboles maderables (y no maderables) han sido largamente estudiados y comprobados, también es cierto que en Latinoamérica aún nos queda mucho por aprender sobre prácticas silviculturales (densidad de siembra, regímenes de podas y raleos, mezclas de diferentes especies) para mejorar tanto la productividad y la calidad de los pastos y los productos maderables y no maderables como la biodiversidad y los servicios ambientales de estos sistemas. Existen iniciativas interesantes en Colombia y en Panamá que han generado y siguen generando valioso conocimiento científico y empírico sobre reforestación y manejo de sistemas silvopastoriles con especies nativas. Por ejemplo, este sistema silvopastoril en la región cafetera de Colombia (www.pinzacua.com) con diferentes especies de árboles nativos (maderables* y no maderables**), sembrados en diferentes arreglos, mezclas de especies y densidades que se lleva a cabo desde hace más de 17 años.

    *Swetenia macrophyla, Cedrela odorata, Anacardium excelsum, Tabebuia spp., Maclura tinctoria, entre otras menos conocidas.
    **Inga spp., Gliricidia sepium, Senna spectabilis, Prosopis juliflora, Samanea saman, Cassia grandis, entre otras que proveen forraje, frutos y sombra al ganado.

    • Katalin Solymosi dice:

      Gracias por el comentario y los ejemplos de Colombia y Panamá. Siempre es útil intercambiar experiencia de diferentes países. En el estudio mencionado en Paraguay, nos hemos enfocándo en diferentes densidades de árboles con fin de producción madera de calidad y el cálculo de diferencias en rendimiento, huella de carbono e otros beneficios. Esperamos publicar los resultados dentro de los siguientes meses y van a ser accesibles a través de la página web.

  2. IVAN LARES AGUILAR dice:

    Una consulta:
    Que beneficios ambientales se pueden obtener del uso de ganado criollo vs ganado exótico o especializado, en un mismo sistema silvopastoril. En el Perú aún se cuenta con ganado criollo en zonas altoandinas que ha pasado por procesos de adaptación durante casi 500 años y que sustentan la producción de carne nacional (sistemas de engorde intensivo) y la producción de leche para agricultura familiar (autoconsumo). Sin embargo está siendo reemplazado por ganado exótico especializado (más exigente).¿ Se tendría menores emisiones de CH4?
    Saludos

    • Katalin Solymosi dice:

      Gracias por el comentario y la pregunta. Es un asunto bastante complejo que necesita más investigación. Según mi conocimiento, no hay estudios detallados comparando emisiones por kg de carne o litro de leche entre diferentes razas de ganado criollo vs. exótico en América Latina.

      Si alguien sabe sobre este tipo de estudios, bienvenidos a comentar.

      Lo que pienso en nivel alto es que definitivamente hay un “trade-off” entre nivel de emisiones y productividad de la raza. Razas exóticas o hibridas normalmente tienen más rendimiento en condiciones ideales, resultando en más eficiencia por kilo de carne o litro de leche porque el animal produce más y tiene menos tiempo para emitir CH4.
      Al otro lado, razas adaptadas pueden emitir menos CH4 en condiciones no-optimales, por ejemplo cuando haya estrés de calor o falta de agua o porque su sistema de digestión es mejor adaptada al forraje local. En estos casos las emisiones por unidad pueden ser menos aunque la productividad total también sea menos.

  3. Albrecht Glatzle dice:

    La densidad de árboles en pastutra tiene su óptimo. No sabemos todavía donde está este óptimo, depende claramente de la pluvionmetría de la región, del tipo de suelo, de la especie y del uso de los árboles que se adaptan para un sistems silvopastoril. Está claro que con la deforestación del bosque chaqueño y la implantación de pasturas aumentamos, no por un 20% sino por el factor 20 (20 veces!) la producitivdad ganadera por unidad de superficie. Con una desidad moderada (puede ser entre 10 y 20 por ha) de arboles adaptados (ejemplo algarrobo) puede ser que optimizamos aún más la producción.
    Son los rendimientos adicionales (ganaderos y forestales) y no la captutra de CO2 que nos hace dejar regenerar árboles en pasturas. CO2 es nutriente benéfico y ayuda aumentar nuestros rendmientos agrícolas. Existen muy fuertes argumentos que no tiene influencia importante en el clima.

    • Katalin Solymosi dice:

      Gracias por su comentario. Está claro que con deforestación + implantación de pastura se incrementa el ingreso por superficie (no por unidad de producto final) en el corto plazo. En el largo plazo, sin embargo, los suelos pierden fertilidad sin manejo apropiado y poco a poco se reduce la productividad por superficie. También es importante notar las perdidas en hábitat, biodiversidad y servicios ecosistémicos por la deforestación.
      Para incrementar otra vez la productividad en estas tierras degradadas/poco productivas tiene sentido plantar árboles para la producción combinada, como digo en mi blog.

  4. […] today I learned that my latest blog post for the IDB has been the most popular this year so far! That’s cool. Since people seem to want to read my […]

  5. […] Por qué los ganaderos deberían plantar árboles […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *