Cuatro razones para prestar atención al sector privado en la COP21

984

Maya HennerkesEscrito por:

Las expectativas son altas para las negociaciones del cambio climático de la ONU en París a finales de este año. Se trata de, ni más ni menos, un acuerdo universal jurídicamente vinculado para combatir el cambio climático. El sector privado está ausente en gran parte en las negociaciones a pesar de que es responsable de la mayor parte del PIB y de las emisiones a nivel mundial. Aquí hay cuatro razones por las cuales los negociadores en París deben dejar de hablar del sector privado, y empezar a hablar con el sector privado:


Slide9

1) Financiamiento climático

Para hacer las reducciones necesarias que nos permitan cumplir con el objetivo de limitar el incremento de la temperatura a 2° Celsius en el futuro, se requiere un aumento considerable de las inversiones amigables con el clima. Los países desarrollados se han comprometido a movilizar conjuntamente US$100 mil millones al año para el 2020. Los números de la necesidad de inversión varían, pero van más allá de los US$100 mil millones. Por lo tanto, se requiere que el sector privado aporte hasta un 70-80 por ciento del financiamiento climático para hacer realidad el objetivo de la reducción de emisiones.

2) Los compromisos voluntarios de reducción

Las empresas privadas y los inversionistas no esperan a las políticas. Muchos se han dado cuenta de que pueden jugar un papel importante para influir positivamente en el cambio climático. Se dan cuenta de la oportunidad de negocio que se abre al combatir el cambio climático, como por ejemplo las tecnologías limpias. O ven que la sostenibilidad de su negocio a largo plazo depende de limitar el cambio climático. Considera el sector agroindustrial, por ejemplo. Muchas empresas han comenzado a comprometerse voluntariamente a la reducción de CO2 y a expresar otros compromisos relacionados con el clima. Bajo la iniciativa “We Mean Business“, por ejemplo, casi 400 empresas e inversionistas con más de US$5,5 mil millones en ingresos totales y casi US$20 mil millones en activos bajo su gestión han reconocido la importancia de una transición a una economía baja en carbono y están haciendo compromisos individuales para llegar allí. Ellos están creando modelos de negocio bajo en carbono en estos momentos. Los negociadores pueden aprender acerca de estos planos.

3) Planes nacionales de negocio bajos en carbono

Los países han comenzado a anunciar públicamente las acciones que se proponen adoptar en el marco del nuevo acuerdo global que decidan en París. Lo han hecho mediante la presentación de  Contribuciones Nacionales (“Intended Nationally Determined Contributions” – INDCs). En pocas palabras, son planes de negocios bajos en carbono de los países. Ellos ofrecerán muchas oportunidades de negocio para las empresas privadas y bancos, en áreas tan diversas como las energías renovables, los servicios ambientales y forestales, la agricultura climáticamente inteligente, o la titulización de bonos verdes. La implementación exitosa de los INDCs dependerá de muchas áreas, incluyendo, ya lo imaginabas, del sector privado.

4) Precio del carbono

Poner un precio al carbono será un tema muy debatido en París. Además de los países y municipios, un número cada vez mayor de empresas están introduciendo precios internos del carbono, o planean hacerlo en el corto plazo. Según un informe reciente de la ONU, “por capitalización de mercado, alrededor del 15 por ciento de las empresas en el S&P 500 ya incluyen un precio al carbono al evaluar una posible inversión”. Por lo tanto, el precio del carbono ya se ha convertido en un factor importante para muchas decisiones de inversión y de negocios. Muchas empresas están listas para dirigir sus modelos de negocio hacia el camino de una economía bajo en carbono y competitiva, consiguiendo así una ventaja en la gestión de riesgos y la preparación. A la vez identifican oportunidades de ahorro de costes en energía y otros recursos.

Afirma Juan Ramón Silva Ferrada, director ejecutivo senior de sostenibilidad de ACCIONA, empresa que ha suscrito a la iniciativa de “We Mean Business”: “Ya no es momento de debates sobre aspectos científicos. Es hora de tomar soluciones que puedan reducir los gases de efecto invernadero y dar paso a una era de crecimiento económico y desarrollo respetuoso con el medio ambiente. Las empresas privadas somos parte de la solución. Nosotros trabajamos activamente para impulsar la agenda del clima de cara al COP21 de Paris. Nos hemos declarado en favor de poner un precio al carbón, y estamos altamente comprometidos con nuestro rol como empresa sostenible en todos nuestros áreas del negocio”.

 

Last modified: Septiembre 9, 2016

One Response to " Cuatro razones para prestar atención al sector privado en la COP21 "

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *