Las instituciones financieras de desarrollo y la innovación del sector privado

1142

Autor InvitadoEscrito por:

Por Andre Averbug

Las instituciones financieras de desarrollo (IFD) pueden jugar un papel importante en la promoción de la innovación para aumentar la competitividad y el desarrollo sostenible de sus países clientes. La correcta ejecución de programas y proyectos pueden aprovechar la colocación de la inversión privada, el desarrollar los mercados locales de capital, mejorar la asignación de recursos, así como evitar el riesgo moral.

Development finance institutions (DFIs)Como se establece en el documento “Los principios de bancos multilaterales de desarrollo para apoyar las operaciones del sector privado,” aprobado por los jefes de esas instituciones, las operaciones del sector privado deben tratar de incluir los siguientes principios fundamentales: (i) la adicionalidad; (ii) el crowding-in; (iii) la sostenibilidad comercial; (iv) el reforzamiento y la no distorsión –de los mercados; y (v) la promoción de altos estándares en materia de gobernanza y conducta.

Considerando esto, hay tres tipos de intervenciones que funcionan particularmente bien debido a su papel intrínseco en el crowding-in de inversiones privadas, la provisión de adicionalidad a empresas con alto potencial de impacto, y la promoción de la innovación continua.

1. Capital catalítico de primera pérdida (CCPP)

Esta forma de financiación se produce cuando un financista asume más riesgos que otros inversionistas al ofrecer condiciones favorables de capital, deuda o garantías que disminuyen el nivel de riesgo para éstos. Esta forma de financiación mixta ha sido llevada a cabo por algunas IFD desde finales de 1990 y ha cobrado impulso en la última década con la creciente presencia de inversionistas de impacto y grandes donantes que trabajan con las IFD. Un ejemplo es el Fondo de Tecnología Limpia (CTF en inglés), que ofrece financiación en condiciones favorables para grandes proyectos de energía de baja emisión de carbono a través de organismos multilaterales, tales como el BID.

El CCPP ofrece mejoras crediticias y moviliza a más inversionistas con aversión al riesgo. Es compatible con la innovación, pues participa en proyectos que de otro modo serían difíciles de financiar, y atrae inversiones complementarias, por lo general a un ritmo de 4 veces – a menudo, mucho más. Por ejemplo, mediante la asignación de USD 6,1 mil millones para 134 proyectos y programas bajo el CTF, se espera una cofinanciación total de USD 51 mil millones de otras fuentes. La estrategia es efectiva para apoyar proyectos desde grandes plantas geotérmicas hasta intervenciones en emprendimientos sociales.

El CCPP maximiza su valor cuando es parte de una estrategia de largo plazo de llevar a cabo un crowding-in de inversionistas privados – como fondos de capital privado y bancos comerciales – y eliminar gradualmente la financiación en condiciones favorables. Mediante el apoyo a proyectos innovadores (y, a menudo riesgosos), se generan importantes efectos de demostración y lecciones aprendidas y se promueve el desarrollo del mercado. Además, los propios proveedores pueden participar en rondas posteriores, beneficiándose directamente del riesgo tomado al inicio. Por ejemplo, una IFD puede ofrecer un tramo CCPP temprano y un par de años más tarde otorgar un préstamo a precio de mercado, una vez que el proyecto ha alcanzado la madurez y que han surgido nuevas necesidades de financiación para seguir creciendo.

2. Las sociedades limitadas (LP en inglés) en fondos estratégicos

Los fondos de capital de riesgo (VC) y capital privado (PE) son actores clave en la creación de empresas de alto crecimiento y en la difusión de sus innovaciones. A su vez, los fondos de inversión de impacto impulsan de manera estratégica la innovación, la cual trae consigo no sólo la rentabilidad financiera, sino también beneficios sociales y / o ambientales. Impact Assets subraya estos tipos de fondos en su sitio web.

Debido a que los tres tipos de fondos son altamente especializados y generalmente operan a nivel local, ellos tienden de conocer sus mercados, tecnologías, empresarios y clientes. Como estos fondos son más eficientes que las IFD en buscar inversiones y gestionar de carteras, las IFD podrían estimular la innovación aumentando su presencia como inversionistas en ellos y utilizando recursos de asistencia técnica para mejorar la coordinación y el intercambio de ideas.

Al mismo tiempo es entendible que las IFD se preocupen por su exposición al riesgo y las calificaciones. Dicho esto, a través de una debida diligencia eficiente y una amplia diversificación en mercados, tamaños de fondos y madurez, las IFC pueden permitirse crecer significativamente y en este espacio dentro de niveles aceptables de riesgo. Además, parte de la financiación se puede movilizar a través de donantes externos, minimizando el impacto en el balance de la IFD.

3. Apoyo estratégico para incubadoras, aceleradores, inversionistas ángeles

Además de apoyar grandes proyectos y empresas en fase inicial suficientemente maduras para recibir financiación VC / PE y CCPP, las IFD podrían desarrollar el ecosistema de innovación mediante la siembra de semillas emprendedoras y ayudar a construir una cultura de propensión al riesgo. Una de las mejores formas de hacer esto es apoyar el crecimiento de las incubadoras de empresas y aceleradoras, así como quienes invierten en las ideas que salen de este suelo fértil: los inversionistas ángeles.

Las incubadoras y aceleradores juegan un papel importante en el desarrollo de nuevas empresas y sus innovaciones, mediante la provisión de espacios de oficina, apoyo administrativo, tutoría, trabajo en red, acceso al capital y clientes, entre otras ventajas. Las empresas que nacen en estas plataformas tienen tasas mucho más altas de éxito que las que operan de manera aislada. Este tipo de apoyo es especialmente importante en los mercados en vías de desarrollo, donde las asimetrías de información y las ineficiencias son altas.

En este espacio, el apoyo que pueden dar las IFD es menor en cuanto a recursos financieros y mayor en términos de cooperaciones técnicas, difusión de conocimientos, mejores prácticas, desarrollo de redes y sistemas. Instituciones como el Fondo Multilateral de Inversiones del BID (FOMIN) e infoDev del Banco Mundial hacen un excelente trabajo en este espacio. Por último, desde el lado de los ángeles, las IFD pueden promover la cultura de la inversión en fase semilla, por ejemplo, mediante el apoyo a la creación de grupos de ángeles, concursos de planes de negocios con objetivos claros e incluso proporcionando donaciones de contrapartida a las exposiciones de los inversionistas (a través de donantes, si es necesario).

La innovación es un tema amplio y complejo que debe involucrar debates sobre las políticas, reglamentos, educación, investigación y desarrollo, así como el papel del sector público. Dicho esto, en lo que respecta a intervenciones del sector privado, los tres modelos descritos anteriormente están obligados a llevar el progreso desde los agentes privados y hacia los tomadores de decisiones.

 

Sobre el Autor

Andre Averbug trabaja para el equipo de efectividad del desarrollo en el Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo del BID. Tiene experiencia como emprendedor y economista de desarrollo. Ha puesto en marcha tres empresas innovadoras en los espacios de telecomunicaciones, Internet y logística. Andre fue galardonado con el “Banco Mundial infoDev Global Innovator 2009” y fue incluido dentro de los “100 Emprendedores Sociales Cambiando el Mundo en 2007” por la revista Newsweek Japón. Su experiencia profesional incluye también el Banco Mundial y el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES). Obtuvo una maestría en Economía de la Universidad de Londres, en Inglaterra, y un MBA de la Universidad McGill, en Canadá. También publicó una novela, The Drifting Self.

Last modified: Agosto 17, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *