América Latina: La próxima despensa global

837

Autor InvitadoEscrito por:

*Por: Alexandre Fernandes de Oliveira 

El mes pasado en la reunión inaugural de AGROLAC 2025, expertos internacionales se juntaron en Sao Paulo, Brasil para promover nuevos instrumentos financieros que podrían conectarse con soluciones innovadoras para ampliar y desarrollar la producción agrícola sostenible en toda la región.

Cows uploadEl momento no podría ser más significativo. Los expertos estiman que la producción mundial de alimentos debe aumentar en un 60% con el fin de alimentar a las nueve mil millones de personas que habitarán el planeta en 2050. Necesitamos lograr esto ya que los agricultores y productores por todo el mundo enfrentan los efectos crecientes del cambio climático y la creciente competencia por tierra y agua.

Conocida siempre como una región rica y abundante, América Latina está siendo citada en muchos círculos como la “próxima despensa global.” Y sin duda. En los últimos años, se ha posicionado como la mayor región exportadora neta de alimentos. Además, cuenta con un tercio del agua fresca del mundo y más de un cuarto de las tierras de mediano o alto potencial agrícola. Dado que se prevé que la región se levante con un crecimiento de un 2,2% en 2015, se estima que el potencial de expansión solamente se incremente.

Como experto en finanzas en el área del sector privado del BID, trabajo con grandes y medianas empresas agroindustriales cada día, en busca de soluciones innovadoras para aumentar la productividad para mis clientes, promoviendo al mismo tiempo el manejo sostenible de recursos naturales a lo largo de la cadena de valor.

Veo muchas tendencias importantes para el 2015 en adelante:

1. Invertir en tecnología “futurista” no está tan lejos:

Somos testigos de una tendencia creciente con respecto a las empresas agroindustriales de América Latina, que están invirtiendo más allá de las tecnologías tradicionales – muchas de los cuales estaban todavía en fase de ideación hace unos pocos años. Por ejemplo, en Uruguay una nueva empresa ha creado un collar recargable que permite a los productores de leche detectar cambios en los parámetros fisiológicos de los animales y aislar los brotes de enfermedades lo más pronto posible, además de vigilar posibles robos en tiempo real desde sus teléfonos celulares. Del mismo modo, el BID se asoció con Estancias del Lago al proporcionar un financiamiento a largo plazo para desarrollar un proyecto de “free-stall facility” integrado y producción de leche en polvo, que además incluye un nuevo sistema bio-digestor – común en Europa, pero nuevo para América Latina – para reciclar el estiércol del ganado para producir un autoabastecimiento de energía térmica renovable para la planta de leche en polvo.

2. Agricultura “climáticamente inteligente” – no sólo para los primeros usuarios:

Un número creciente de empresas en América Latina – y no sólo pioneras – están invirtiendo en prácticas agrícolas climáticamente inteligentes. El aumento de temperaturas y los patrones de precipitación cada vez más erráticos afectan la manera en que los productores deben adaptarse a condiciones cambiantes. De hecho, cuatro de los diez países más afectados por las condiciones climáticas extremas entre 1992 y 2011 se encuentran en América Latina. A pesar de esta tendencia, un mayor número de empresas reconocen el valor económico de la inversión en prácticas climáticamente inteligentes, entre otras prácticas sostenibles. Por ejemplo, en Brasil, el BID está trabajando con la empresa de pulpa y papel Klabin y su Proyecto Puma para financiar la construcción de un nuevo molino. Conectar a los bosques de Klabin con la nueva planta sin afectar la biodiversidad fue un desafío clave, especialmente dada la cantidad de pumas, capivaras y otra fauna importante. A través del “Fondo para la Agricultura Climáticamente Inteligente” del BID, Klabin invertirá en la construcción de pasadizos subterráneos según mejores prácticas en Europa y América del Norte, para mejorar la conectividad del hábitat.

3. Forjar nuevas asociaciones público-privadas para las cadenas de suministro inclusivas:

Global

En los últimos años, la colaboración público-privada se está convirtiendo en un importante vehículo para la agroindustria sostenible. Muchas empresas están recurriendo a los gobiernos locales y regionales para impulsar la productividad agrícola e identificar soluciones locales. En Brasil, USAID (U.S. Agency for International Development), la Fundación Wal-Mart, Wal-Mart Stores, SEBRAE – Minas Gerais, y Fair Trade USA se asociaron para crear vínculos entre 12 cooperativas que representan a más de 30.000 productores de café bajo productos con certificación de Comercio Justo. Este proyecto de $2 millones proporcionó a miles de agricultores con un entrenamiento en manejo de cooperativas y mejores prácticas, además de subvenciones para mejoras de infraestructura.

Foros como AGROLAC 2025 proporcionan un valioso espacio para que los expertos en agronegocios en los ámbitos públicos y privados puedan discutir, debatir y desarrollar nuevas ideas. Sin embargo, el mayor desafío es, ¿cómo vamos de la concepción hasta la implementación? Afortunadamente para nosotros, muchas empresas de agronegocios en América Latina ya están tomando la iniciativa.

El Banco Interamericano de Desarrollo fue un patrocinador y expositor de la conferencia Global AgInvesting 2015 en el Waldorf Astoria en Nueva York, del 27 al 30 abril. Para obtener más información, por favor visite www.iadb.org/agribusiness.

*Sobre el Autor

alexandre2-22499Alexandre Fernandes de Oliveira es Jefe de Division del Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo del BID.  Supervisa un equipo de oficiales de inversiones responsables de la originacion de inversiones a través de una serie de sectores industriales en America Latina y el Caribe.  Previamente, trabajo en el International Finance Corporation y en la banca de inversion en J.P. Morgan y Deutsche Bank en Nueva York.

Last modified: Septiembre 9, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *