El sector privado celebra el Día Internacional de la Solidaridad Humana

652

Hans SchulzEscrito por:

El 20 de diciembre es el Día Internacional de la Solidaridad Humana, que como dijo Ban Ki-Moon es una fecha para instar, “…a las personas de todas las naciones, confesiones, culturas y tradiciones a que colaboren en esta causa común para cumplir la promesa hecha al comienzo del milenio y dejar un legado de paz, prosperidad y progreso sostenible para las generaciones futuras”. Para resaltar la importancia de la solidaridad, comparto una experiencia que permitió a mi equipo del sector privado trabajar con una comunidad indígena en Panamá, gracias a haber identificado un interés común, basado en diversas habilidades y en un modelo de negocio sostenible facilitó esta alianza.

Mujeres de ASMUNG trabajando en sus negocios sostenibles.

Mujeres de ASMUNG trabajando en sus negocios sostenibles.

Nuestro viaje para conocer a las mujeres Ngäbe-Buglé comenzó en 2010, cuando mi departamento copatrocinó una carrera de 5 kilómetros en Washington D.C. en apoyo de la Asociación de Mujeres Ngäbe-Buglé (ASMUNG). El objetivo de ASMUNG: mejorar sus condiciones laborales y de vida a través de la puesta en valor de su cultura, la búsqueda de oportunidades para generar ingresos y el empoderamiento económico. ¡La carrera fue un éxito!

Un motivado grupo de empleados del BID salimos una fría y húmeda mañana de sábado a correr. Recaudamos 10.000 dólares. Y durante 5 kilómetros caminé y conversé con dos de las líderes de ASMUNG, Doris y Emily. Me hablaron de la provincia de Chiriquí, de sus esfuerzos por preservar los pocos hitos culturales que aún existen, del restaurante que no consigue dar beneficios y de un negocio de artesanía con más productores que compradores.

Y me llamó la atención los muchos puntos en común que teníamos. Ellas querían poner en marcha pequeñas pero rentables empresas centradas en el ecoturismo y la producción sostenible y mi equipo de profesionales estaba especializado en identificar y desarrollar  proyectos con valor social y ambiental en el sector privado.

Teníamos que mantener nuestro compromiso con ellas, representantes del mayor y más pobre grupo indígena de Panamá. Y teníamos dos formas de hacerlo, donando dinero o donando tiempo. Donar dinero parecía demasiado fácil. Además quería incluir un elemento de solidaridad, que mi equipo pudiera vivir y sentir lo que es el día a día de estas mujeres, porque la experiencia me ha enseñado que los procesos de inmersión pueden cambiar percepciones y lograr un desarrollo auténtico.

Así que en 2012 recibimos capacitación sobre los retos sociales y económicos que enfrenta la comunidad Ngäbe-Buglé. Con una tasa de pobreza extrema del 90%, las tasas de natalidad y desnutrición infantil son las más altas del país y la falta de educación y recursos hace difícil romper ese ciclo. También recibimos capacitación sobre sensibilidad cultural, sus costumbres e incluso la forma de hacer preguntas de forma respetuosa.ASMUNG13

La formación fue vital y, sin embargo, quizá lo más importante fue el enfoque en un voluntariado basado en habilidades: complementar las necesidades de la comunidad  con las capacidades técnicas del personal del BID. Según la ONG Point of Light, aunque sólo el 12% de voluntariado corporativo une competencias con actividades, el voluntariado basado en habilidades generalmente resulta más gratificante para los voluntarios, las organizaciones y las comunidades.

La experiencia final fue descrita por algunos como “un baño de humildad”, “revigorizante”, “algo que ocurre una vez en la vida”. Y los negocios mejoraron. Junto a las lideresas de ASMUNG creamos un plan de marketing. Se marcaron rutas de senderismo. Inventarios, cuentas por pagar y flujos de caja se revisaron meticulosamente. El restaurante y la tienda de artesanía fueron renovados para atraer a los ansiados turistas y compartir con ellos la historia y la cultura de los Ngäbe-Buglé.

ASMUNG2Queda mucho por hacer. Estamos buscando cómo llevar tecnología de energía eficiente como los paneles solares para reducir costos, o nuevas maneras de publicitar el ecoturismo, y es necesario desarrollar un programa comunal de gestión de residuos.

El Día Internacional de la Solidaridad Humana nos da una oportunidad a reafirmar nuestro compromiso con ASMUNG y con las hermosas y fuertes mujeres líderes que mantienen sus pequeñas empresas en marcha. Aprovechemos este día para fortalecer a la colaboración “en esta causa común.” Haciéndolo pueden beneficiar al individuo y también al sector privado.

Video: 

ASMUNG women head to a meeting

La tienda después

La tienda después

ASMUNG11

 

Adaptado de un artículo publicado el 7 de agosto de 2014.  

Last modified: Septiembre 12, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *