El BID y las multilatinas: Promoviendo el liderazgo y la innovación

1717

Hans SchulzEscrito por:

Estamos en un año de mucho crecimiento para las multilatinas. Cada vez más, las compañías aprovechan mejor los sólidos fundamentos macroeconómicos de la región para expandir e invertir en otros países. La semana pasada tuve el privilegio de participar en el tercer Foro Multilatina en la Ciudad de Panamá organizado por América Economía donde he tenido la oportunidad de compartir mi visión para la empresa multilatina.

El panel sobre la Banca Multilatina

El panel sobre la Banca Multilatina (foto por América Economía)

Acabo de leer que hace cuatro años hoy día, unos científicos europeos descubrieron 32 nuevos planetas fuera del sistema solar. Los científicos lograron esto gracias a la motivación de buscar más allá de lo conocido y de explorar fuera de sus fronteras de una manera nunca antes contemplada.

Para muchas multilatinas, su “exploración” empezó en la década de los 90 con la liberalización económica cuando, para entonces, el término “multinacional” sólo hacía referencia a compañías europeas o norteamericanas y el concepto “multilatina” ni existía. Diez años después, cerca de la mitad de las empresas más grandes de América Latina era de la región. Ahora, el 75% de las 500 principales empresas en Latinoamérica son de la región, y el número de las compañías en la lista ‘Fortune 500’ ha pasado de 5 a 12.

Cuando pienso en las multilatinas pienso en dos características que las distinguen: liderazgo e innovación. Es por estas dos cualidades que en el BID estamos interesados en trabajar con multilatinas y lo hacemos a través de cuatro tipos de proyectos:

  1. Primero, apoyamos proyectos de infraestructura y logística. Como he escrito en mis otros blogs, aumentar la competitividad en la infraestructura es un tema prioritario del BID. Un ejemplo es nuestro préstamo a IMPSA para cuatro parques eólicos que generarán 550 megavatios de electricidad y reducirán casi 650.000 toneladas de CO2 anualmente. No sólo eso: IMPSA está capacitando a su fuerza laboral en tecnologías avanzadas para producir energía más eficientemente, un hecho que contribuirá al desarrollo local.
  2. La segunda línea de trabajo es con el sector bancario. Los bancos, de hecho, fueron las primeras multilatinas y cada vez más son motores de innovación financiera. En este sentido, tenemos el programa beyondBanking para respaldar este rol catalítico de los intermediarios financieros en la creación de un modelo de negocio financiero que combina la rentabilidad financiera con el retorno social y medioambiental. Uno de los ejemplos más recientes es la alianza con Banco Agrícola en El Salvador, una subsidiaria de Bancolombia que con nuestro apoyo promoverá la inclusión financiera de pequeñas y medianas empresas, con especial atención a aquellas lideradas por mujeres.
  3. Una tercera área son los proyectos de expansión en el mercado de consumo. En este contexto, priorizamos los productos inclusivos que alcancen a la base de la pirámide de nuestras sociedades.  Hace poco realizamos por segunda vez el Foro Base en Medellín, un encuentro anual donde las empresas más innovadoras en los negocios inclusivos comparten sus experiencias y buscan sembrar inspiración en este ecosistema empresarial.
  4. Por último, trabajamos con empresas de manufactura, donde priorizamos aquellas compañías innovadoras  que usen tecnologías verdes y generen empleos de alta calidad. Un ejemplo reciente incluye la primera planta cementera privada del Paraguay. En este caso, apoyamos a la brasileña Camargo Correa para lograr los mayores grados de eficiencia energética y la menor contaminación disponible a nivel mundial.

 

Giselle de Tejeira compartiendo la experiencia de La Hipotecaria (foto por América Economía)

Giselle de Tejeira compartiendo la experiencia de La Hipotecaria (foto por América Economía)

¿Qué podemos esperar en el futuro?

Soy muy optimista con respecto a los beneficios que podemos esperar de esta expansión comercial en temas de desarrollo de capital humano, la creación de empleos de alta calidad, el aumento de la productividad, la inclusión financiera y la preservación de nuestros recursos naturales y ambientales. Sostener el crecimiento de las multilatinas está  íntimamente vinculado con la superación de los desafíos de nuestras sociedades. Ejemplos de liderazgo e innovación como los que vi en el foro, me hacen pensar que las multilatinas van a jugar un papel mucho más catalítico todavía para el desarrollo de nuestras comunidades. Por eso, nosotros en el BID motivamos a las multilatinas a ser como los científicos de hace cuatro años, a explorar más allá de sus fronteras y a seguir trabajando por la transformación de la región en busca de un mayor crecimiento y prosperidad.

Last modified: Septiembre 12, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *