¿Son las mujeres el único género que necesita las mentoras?

486

Elizabeth NicolettiEscrito por:

Tener un mentor y un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal para los hombres puede ser bueno para las mujeres y para los negocios

Un artículo reciente del Financial Times describió un programa de mentores del sector privado puesto en marcha por el 30 Percent Club. El artículo se enfocó en las mujeres que están en “ la zona de peligro” – definida como aquellas de entre 28 y 38 años de edad-. En el corto plazo, el programa busca mantener a las mujeres en el lugar de trabajo y promover el liderazgo. El objetivo final, es lograr que haya más mujeres en las juntas directivas.

Working DadsComo una mujer que se encuentra en la llamada “zona de peligro”, creo firmemente en el poder de los mentores. Los mentores pueden ser positivos para la igualdad de género y para los negocios. Sin embargo, ¿acaso son las mujeres el único género que necesita este tipo de modelos y programas de orientación?

Tomemos por ejemplo a mi esposo. Él es un profesional que en oportunidades se  ha quedado en casa para cuidar a nuestro niño cuando tenía fiebre. Ha dejado el trabajo temprano para recogerlo de la guardería, y ha comprado y  preparado las cenas cuando debo viajar. Y puedo asegurar que él también le daría la bienvenida a soluciones que le ayudaran a ser más eficiente y a estar más comprometido en el hogar y sus éxitos profesionales.

¿Qué pasaría si él tuviera un mentor como el mío, que le explicase cómo un plan semanal de comidas hace que la preparación de la cena tome menos tiempo? ¿Qué pasaría si su mentor lo animase a tomar una promoción mientras cumpliendo con los horarios de la guardería?

La brecha de ingresos entre los géneros se está cerrando -aunque lentamente-, en Europa, Estados Unidos y América Latina. Actualmente, un 28 por ciento de las mujeres estadounidenses ganan más que sus cónyuges, aún cuando son responsables de más del sesenta por ciento de las tareas domésticas.

Para ser justos, hay una gran cantidad de hombres que también hacen bastante.

El vídeo de la asociación de mujeres en Panamá, ASMUNG, muestra como una comunidad  indígena ha empoderado a las mujeres, gracias en parte a esposos que están dispuestos a ayudar en casa. Mujeres ASMUNG pueden ahora jugar un papel más activo económicamente. Los esposos compartieron su historia aquí. Ambos géneros, desde Panamá a DC, se benefician de escuchar las ventajas y maneras en las cuales los hombres pueden desempeñar un papel más importante en el hogar y equilibrar su propio trabajo.

En junio de 2014, el gobierno de Obama destacó a los padres que trabajan y su rol cambiante en el hogar. Boston College encontró que a un 77 por ciento de los jóvenes les gustaría pasar más tiempo con sus familias. Una encuesta de NBC reveló que 61 por ciento de los papás están más involucrados con sus hijos que sus propios padres con ellos.

Sin lugar a dudas, otras evidencias sugieren el opuesto. Un estudio de 2014 de Harvard Business Review de ejecutivos del sector privado, sugiere que los hombres conceptualizan los problemas del balance de la vida laboral con la vida personal, únicamente como un problema de las mujeres. Su papel del proveedor financiero todavía triunfa sobre responsabilidades del hogar.

Sin embargo, se puede argumentar que en un futuro incluso estos hombres miren hacia atrás y seguramente, deseen haberse centrado menos en sus finanzas. Los estudios acerca de arrepentimientos en la vida ponen en el tope de ranking casi siempre, el deseo de pasar más tiempo con la familia. Rara vez mencionan a los logros del lugar de trabajo. Entonces… ¿por qué dejar que los hombres esperen hasta que sea demasiado tarde para cambiar?

Las figuras de modelo y mentores masculinos que tienen éxito profesionalmente y comparten responsabilidades familiares, podrían transformar la vida de todos. Compañías que instituyeron políticas de apoyo de los padres trabajadores se encontraron con un resultante aumento en la productividad y una disminución de la deserción. Así, incluir programas de mentores podría ser una inversión retornable por sí misma. Al mismo tiempo, las mujeres podrían beneficiarse de un cambio cultural que asume que las mujeres no son las únicas responsables de estos temas, liberando a ambos géneros en términos de expectativas de responsabilidades del hogar y laborales.

La tesis del 30 Percent Club es en conclusión, probablemente correcta: “La elección de tenerlo todo suele ser enmarcada en términos problemáticos para las mujeres y en menor medida para los hombres.” Sin embargo, si damos poder a los hombres con las mismas herramientas que usamos para empoderarnos a nosotras mismas, podríamos cambiar el estatus quo.

Personalmente, tengo mucho que perder si mi marido tiene que esperar tanto como lo hicieron  las mujeres trabajadoras  para recibir un poco de apoyo. El programa de mentores y otros similares para los hombres puede mejorar la vida y los negocios,  y ayudar a las mujeres alejarse de peligro por ahora.

Last modified: Septiembre 12, 2016

0 Responses to " ¿Son las mujeres el único género que necesita las mentoras? "

  1. Felipe Quimbaya dice:

    Que articulo tan inspirador, los felicito y espero que sigan entregando esa calidad de información. Saludos

  2. Gabriela Verdesoto dice:

    Buen artículo que motiva a las mujeres a continuar en su desarrollo profesional acompañadas de los miembros de la familia, así podremos decir “El equipo Gana”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *